Servicio 24 HorasTeléfono de asistencia:(+34) 661 406 064

vehículo

Recomendaciones-para-el-Verano-1280x853.jpg

El verano, es la época elegida por todos para el disfrute de nuestras vacaciones estivales, por eso, durante los próximos meses se prevé un aumento del número de desplazamientos por nuestras carreteras.

Nosotros te damos una serie de recomendaciones para que puedas disfrutar de las mismas sin incidencias ni imprevistos de última hora. Planificar bien el viaje, conocer el destino y la normativa en cuanto a seguridad y circulación, poner a punto el vehículo en el que vayas a viajar, son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta antes de irte de vacaciones.

Así que por tu seguridad y la de tu familia, toma nota:

Antes de irte de vacaciones, pon a punto tu vehículo:

  • Lleva tu vehículo, ya sea, motocicleta, coche, furgoneta o caravana a revisar a tu taller de confianza. Es necesario una revisión del estado de los neumáticos, frenos, luces, filtro del aire, suspensión, niveles (aceite y agua), batería, gas del aire acondicionado, etc.

El buen mantenimiento del vehículo es un factor clave a la hora de ahorrar combustible y ganar en seguridad.

Si viajas con niños y/o mascotas:

  • Lleva a los niños que midan menos de 135 cms de altura sentados en un Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuado a su talla y peso. Además, recuerda que los más pequeños deben ir sentados en sentido contrario a la marcha.
  • Si viajas con tus mascotas, éstas también deben ir bien sujetas y protegidas. Elige el mejor sistema de retención para ellas en función de la talla y el peso de cada animal: arneses, transportín, rejilla divisoria.

Planifica tu viaje:

  • Revisa que toda tu documentación esté en regla (DNI, permiso de circulación, ITV pasada, seguro, etc).
  • Infórmate de la mejor ruta y de las posibles alternativas para llegar a tu destino. Elige el itinerario que más te interese.
  • Presta atención a las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico para esos días y de los dispositivos de vigilancia y control que pudieran estar llevando a cabo.
  • Retrasa o anticipa la salida, sobre todo los días que originan desplazamientos masivos de vehículos como lo son el 30 de junio y los días 1 y 31 de julio y agosto. Y evita salir en las horas punta.
  • No transportes las maletas o bultos en la baca, ya que el aire opondrá mayor resistencia y consumirá más combustible, además del consiguiente riesgo que puede suponer si no está correctamente colocada la carga, ya que influye en la estabilidad del vehículo y en la distancia del frenado. Llévala siempre en cofres o en los portamaleteros de techo autorizados.

Durante el viaje:

  • Antes de iniciar la marcha, asegúrate que los indicadores funcionan correctamente.
  • Todos los ocupantes del vehículo deben utilizar siempre el cinturón o usar casco y ropa de protección adecuada si vais a viajar en motocicleta (aún en verano, aunque haga calor).
  • No utilices bajo ningún concepto el móvil mientras conduces.
  • Para y descansa cada 2 horas o cada 200 kilómetros.
  • Evita las comidas copiosas durante el viaje.
  • Hidrátate bebiendo agua, zumos o refrescos. Nunca bebas alcohol si vas a conducir.
  • Conduce con suavidad y prudencia. Evita realizar frenazos o aceleraciones en vacío.
  • Para el motor en detenciones prolongadas.
  • Mantén la distancia de seguridad o separación entre vehículos.
  • Respeta las normas y señales de circulación, así como los límites de velocidad.

En este último punto, te recordamos la nueva normativa para circulación que se aprobó a finales de 2018: Límite de 90 km/hora en todas las carreteras secundarias y la disminución del límite de velocidad a 30 km/hora en las vías urbanas de un solo carril por sentido o de sentido único.

Siguiendo estos consejos, conseguirás disfrutar de unas vacaciones seguras sobre ruedas. No obstante, el riesgo siempre existe y la posibilidad de sufrir cualquier tipo de avería también. Por eso, si te ves en esa situación, no dudes en contactar con nosotros. En Grúas Jesús Muñoz tenemos el mejor servicio de asistencia en carretera.

¡Feliz verano!


conducción_económica_grúas_jesus_munoz_jaen.jpg

Tanto si somos de los que nos gusta mucho viajar en nuestro propio vehículo como si somos conductores ocasionales, a  todos nos interesa conocer algunos consejos para una conducción económica, más segura y respetuosa con el medio ambiente.

El estilo de conducción influye en gran medida en el consumo de cualquier automóvil y no solo esto sino que además determinadas prácticas del conductor pueden aumentar el gasto de combustible, incluso provocar el deterioro prematuro de los vehículos.

Una conducción económica y eficiente es conducir de tal manera que el vehículo consuma combustible dentro de los límites establecidos para el mismo, evitando el gasto innecesario de carburante, reduciendo a su vez la contaminación ambiental. Con la conducción eficiente se obtiene un mayor confort en la misma y una disminución de los riesgos en la carretera.

Esta conducción se rige por una serie de reglas sencillas y eficaces, que tratan de aprovechar las posibilidades que ofrecen los motores de los coches actuales, jugando un papel muy importante a la hora de ahorrar combustible y disminuir las emisiones de CO2.

Algunos de los factores más importantes que influyen en el consumo de combustible son:

LA VELOCIDAD

– La velocidad es el primer factor que aumenta considerablemente el consumo de combustible. Se puede llegar a economizar combustible no circulando a más de 110 km/h y manteniendo una velocidad media constante en recorridos de larga distancia.

– Debemos conducir con suavidad y prudencia, evitando frenazos, arrancadas y/o detenciones bruscas, aceleración del motor en punto muerto y  evitar los acelerones para  calentar el motor ya que lo único que conseguiremos es dañar los cilindros con el roce seco de los pistones. Además esto provocaría exceso de monóxido de carbono por el tubo de escape debido a los acelerones o arrancadas bruscas a un régimen alto de revoluciones.

– Esperar unos segundos antes de poner el motor en marcha para que el aceite llegue en condiciones adecuadas a la zona de lubricación e iniciar la marcha con el motor en frío conduciendo suavemente y sin acelerar hasta que el motor alcance su temperatura óptima.

– Conducir a marchas largas, siempre que se pueda, aunque en este sentido, conducir a mayor o menor revoluciones dependerá del vehículo que utilicemos y si éste es de diesel o gasolina.

– Parar el motor cuando nos encontremos en detenciones prolongadas, es otra medida para ahorrar combustible y evitar contaminación.

– Otra recomendación que podemos poner en práctica es conducir anticipándonos a las situaciones o lugares donde haya que detenerse para dejar de acelerar con antelación y frenar con suavidad.

 AIRE ACONDICIONADO O CLIMATIZADO

EL AC incide considerablemente en el consumo de combustible, ya que el proceso de enfriar el aire requiere más esfuerzo del motor y por tanto un aumento en el consumo de carburante.

No obstante es preferible usar el AC manteniendo una temperatura entre 21 y 22ºC  cuando circulemos a alta velocidad antes que bajar la ventanilla, ya que el aire que entra en nuestro vehículo va a generar una mayor resistencia al movimiento por lo que el motor tendrá un mayor esfuerzo para avanzar necesitando más combustible.

 EL VEHÍCULO

El buen mantenimiento y puesta a punto del vehículo también es un factor determinante para ahorrar combustible, disminuir las emisiones contaminantes y ganar seguridad.

El fabricante de nuestro vehículo establecerá los intervalos de revisión en función del kilometraje o periodicidad. Algunos de los elementos revisables nos van a permitir prevenir futuras pérdidas de eficiencia, como son:

– Los cambios del aceite del motor, en función del número de kilómetros o tiempo será imprescindible para conservar el motor bien engrasado.

– La revisión del filtro del aire es algo que se lleva a cabo junto con el cambio de aceite,  debiéndose cambiar con más frecuencia en verano que en invierno y cuando se circule por caminos polvorientos, ya que el filtro se ensucia con más frecuencia.

– Comprobar el nivel de líquidos de frenos, lavaparabrisas, anticongelante, etc.

– Evitar circular con los neumáticos con una presión de inflado inferior a la recomendada por el fabricante porque incrementa el deterioro de los mismos y aumenta el consumo de combustible debido a que la zona de contacto con el pavimento aumenta, ofreciendo mayor resistencia al avance del vehículo.

 LA VIA

La vía, es otro factor que puede influir en el consumo del carburante. Dependiendo del estado y del tipo de vía por la que circulemos el consumo de combustible variará. Por ejemplo, el consumo es mayor  dentro de la ciudad que en vías interurbanas debido a las detenciones y a las arrancadas que se realizan, trabajando el motor a un alto régimen de revoluciones.

 LA AERODINÁMICA

Gran parte del consumo de combustible se produce por la resistencia que oponga el aire al desplazamiento del vehículo. Para mejorar la aerodinámica  y ahorrar combustible, se deberá:

– Evitar, en la medida de lo posible, transportar las maletas o bultos en la baca y desmontar ésta o los cofres de techo si no se va a transportar equipajes.

– Evitar circular con los cristales de las ventanillas bajados  ya que el aire se introduce en el interior del vehículo, ofreciendo una mayor oposición al movimiento del vehículo. Para ventilar el vehículo lo recomendable es utilizar los sistemas de aireación (AC).

 

Una buena solución a los problemas de contaminación que provocan los vehículos de combustión, son los vehículos eléctricos que aunque son parte ya del presente aún no se ha instalado completamente.

Como ya comentamos en un anterior post sus ventajas son ¡Muy verdes!; pues no producen contaminación atmosférica ni acústica. Ahorra petróleo, materia prima limitada. Además su mantenimiento anual de “combustible” es mucho menor que el de un coche normal. Pero como toda innovación disruptiva necesita de esfuerzo e inversión por parte de las instituciones para hacer fácil su evolución.

En Grúas Jesús Muñoz apostamos por el futuro e independientemente de la energía que mueva tu vehículo, nosotros seguiremos a tu lado ofreciéndote la mejor asistencia en carretera, porque “Tú cuidas de los tuyos, nosotros de ti”.


Cambiar-rueda.png

Para mantener la seguridad en nuestro vehículo los conductores debemos responsabilizarnos de controlar periódicamente la presión de los neumáticos o por lo menos debemos hacerlo una vez al mes, sin olvidar la rueda de repuesto (en el caso de los vehículos que la tengan).

Además de la prensión es importante comprobar el desgaste de los neumáticos  sabiendo que está prohibida la circulación con neumáticos deformes o con elementos incrustados por el peligro de reventón que ello representa.

También es importante (ya que es obligatorio por Ley) que conozcamos qué tipo de sistema y  herramientas tenemos para afrontar un pinchazo, como pueden ser el kit reparapinchazos, rueda de repuesto o rueda de galleta que es mucho más estrecha y es de uso temporal teniendo además como limitaciones no poder circular con ella a más de 80km/hora, debiendo sustituirla por un neumático convencional lo antes posible.

Pero no vamos a entrar en detalle de qué sistema es mejor o peor para reparar un pinchazo y cuáles son las ventajas ni desventajas de cada uno.  Sino que directamente vamos a intentar explicar qué hacer si tenemos que cambiar una rueda en plena carretera y  cuáles son los pasos a seguir para llevar esta tarea con éxito.

Por tanto, si se produce un pinchazo o un reventón, debemos actuar de la siguiente manera:

– Lo primero que tenemos que hacer es detener y situar el vehículo en un lugar óptimo, si es posible, fuera de la calzada y de la parte transitable del arcén. Nunca debemos hacerlo en rampa.

– Accionaremos el freno de estacionamiento para mantenerlo inmovilizado y si es necesario calzaremos el vehículo correctamente.

– Rápidamente debemos hacernos visibles mediante la señalización de nuestro vehículo con la luz de emergencia, el chaleco reflectante y el triángulo de emergencia que deberemos situar a unos 50 metros de distancia. (Dos triángulos en caso de carreteras de doble sentido, uno por delante y otro por detrás del vehículo).

Una vez inmovilizado y señalizado el vehículo, debemos:

– Comprobar el estado de la rueda de recambio: si está muy floja y estamos cerca de una gasolinera es mejor hincharla antes de ponerla, si no hay gasolinera cerca y la rueda está muy deshinchada es mejor no ponerla y llamar a un Servicio de Asistencia en Carretera.

– Lo siguiente es sacar la llave de rueda del vehículo y el gato. Las que tienen forma de cruz son mejores para repartir la fuerza.

– Retiraremos el embellecedor o tapacubos para aquellos vehículos que lo lleven.

– Aflojaremos ligeramente las tuercas con la llave antes de elevar el coche, nunca con las ruedas en el aire.

– Luego, elevaremos el vehículo con la ayuda del gato hidráulico, hasta que la rueda quede suspendida. Para colocarlo debemos ponerlo debajo de los faldones del coche, en una zona reforzada, cerca de la rueda.

– Quitaremos las tuercas y cambiaremos la rueda.

– Una vez, hayamos puesto la rueda de repuesto, volveremos a poner las tuercas y las apretaremos ligeramente en sentido cruzado. Nos resultará más fácil si empezamos por las tuercas inferiores.

– Cuando el vehículo lo hayamos bajado con ayuda del gato, terminaremos de apretar las tuercas con la llave y volveremos a colocar nuevamente el tapacubos (si es que lo lleva)

– Por último, recogeremos las herramientas y la rueda defectuosa, así como los dispositivos de preseñalización de peligro dejando la calzada limpia.

Se recomienda volver a apretar las tuercas después de recorrer unos 50 km.

Para terminar, es importante recordar que la seguridad está por encima de todo y ante las dudas de cómo efectuar la reposición, el mal estado de los sistemas de sustitución o la falta de ellos, el estado de la carretera, las condiciones climatológicas, la hora en la que tenemos el percance (por la noche y sin luz) o cualquier otra circunstancia que afecte a su reposición de forma segura, se aconseja siempre llamar a un Servicio de Asistencia en Carretera.


ESPAÑA

Oficinas

Plg. Ind. Los Olivares
C/. Beas de Segura, 18-5
23009 JAÉN
(+34) 661 406 064

www.gruasjesusmunoz.es

info@gruasjesusmunoz.es

NUESTRA FLOTA

¿Hasta dónde llegamos?





REDES SOCIALES

Síguenos en las Redes

Sigue nuestras noticias en nuestras redes sociales e infórmate de toda la actualidad de la empresa.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR